El durazno tiene múltiples propiedades medicinales

39

Fuente: Informe 21.

Además de su sabor dulce y delicado, esta fruta aterciopelada es baja en calorías y posee propiedades antioxidantes, que ayudan a estimular el sistema inmunológico y prevenir enfermedades

De piel aterciopelada, sabor dulce y delicado, el durazno es una fruta con múltiples beneficios para la salud. Contiene un bajo contenido calórico y aporta principalmente fibra, agua, vitaminas y minerales, nutrientes que ayudan a mantener el organismo en buen estado.

Originaria de China, donde se le considera un símbolo de longevidad e inmortalidad por la filosofía taoísta, tiene por nombre científico prunus pérsica y es de color amarillo o rosáceo. Su pulpa es jugosa y por dentro tiene una semilla almendrada, llamada “hueso”.

Dentro de sus propiedades destacan las vitaminas A, B1, B2, E, K y C, además de minerales como fósforo, potasio, sodio, luteína, calcio, magnesio, tiamina, bioflavonoides, niacina o selenio, antioxidantes que ayudan a estimular el sistema inmunológico y a prevenir ciertas enfermedades.

El durazno también es rico en betacaroteno, un pigmento que intensifica el bronceado, protege la piel y aumenta el nivel de hidratación de la dermis; y aporta una diversa cantidad de ácidos: pantoténico, málico y cítrico, que hacen que el sistema nervioso y el digestivo funcionen bien, se active la energía del cuerpo y se regeneren la piel y las uñas.

Entre los beneficios medicinales que se le atribuyen destacan: disminución de los niveles de colesterol malo, control del azúcar en la sangre, prevención de ciertos tipos de cáncer y riesgo de desarrollo de enfermedades crónicas, cardiovasculares y degenerativas, así como el deterioro del sistema óseo (osteoporosis), entre otros. NP/Natulac